La misma que se encendía por el anuncio de la muerte de don Higinio Colín que dos noches antes cantó en el mismo escenario los corridos Maurilio Mejía y La toma de Jonacatepec. Ahora se sabe que ofreció todo el aliento que tenía en los solos de armónica que ejecutó.
La misma que se encendía por el anuncio de la muerte de don Higinio Colín que dos noches antes cantó en el mismo escenario los corridos Maurilio Mejía y La toma de Jonacatepec. Ahora se sabe que ofreció todo el aliento que tenía en los solos de armónica que ejecutó.
Las luces de la Alhóndiga se encendieron durante el aplauso de despedida que buscó llegar hasta el cielo. Volvieron a oscuro para alegres ritmos, La boa y el danzón Zacatlán. El último corte de caja donde espontáneo salió Faustino Díaz con un solo de trompeta y, como toda La boa exige, puso de pie a la sección de viento metal en un baile de trombones, trompetas y tubas.
Las luces de la Alhóndiga se encendieron durante el aplauso de despedida que buscó llegar hasta el cielo. Volvieron a oscuro para alegres ritmos, La boa y el danzón Zacatlán. El último corte de caja donde espontáneo salió Faustino Díaz con un solo de trompeta y, como toda La boa exige, puso de pie a la sección de viento metal en un baile de trombones, trompetas y tubas.
La vida y la muerte se juntaron en la Alhóndiga de Granaditas. Se apagaron las luces para recibir a Faustino Díaz, considerado el trombonistas más relevante del mundo. Los destellos de su tuba plateada rompían la oscuridad.
La vida y la muerte se juntaron en la Alhóndiga de Granaditas. Se apagaron las luces para recibir a Faustino Díaz, considerado el trombonistas más relevante del mundo. Los destellos de su tuba plateada rompían la oscuridad.
“La primera parte del concierto es más teatral y escénica con distintos elementos visuales y texto”, dijo Huang.
“La primera parte del concierto es más teatral y escénica con distintos elementos visuales y texto”, dijo Huang.
Pléyades implica un alto nivel de exigencia en la ejecución. Es una pieza para seis percusionistas a cargo de cerca de 80 instrumentos, entre metales, teclados y pieles.
Pléyades implica un alto nivel de exigencia en la ejecución. Es una pieza para seis percusionistas a cargo de cerca de 80 instrumentos, entre metales, teclados y pieles.
Incluye el instrumento creado para esta pieza: el sixxen – nombre derivado de six, seis, y xen, por Xenakis—,formado por 19 barras de metal de aluminio, bronce o acero afinadas de forma microtonal, colocadas en forma de teclado y de las que resultan un cuarto y un tercio de tono.
Incluye el instrumento creado para esta pieza: el sixxen – nombre derivado de six, seis, y xen, por Xenakis—,formado por 19 barras de metal de aluminio, bronce o acero afinadas de forma microtonal, colocadas en forma de teclado y de las que resultan un cuarto y un tercio de tono.