GUANAJUATO, Gto.- La Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) nos ofreció un excelso concierto en el emblemático Teatro Juárez, recinto en donde se hizo presente el estado invitado de honor del Festival Internacional Cervantino (FIC) que a través de los ensambles que ejecutó evocó la España de Cervantes, en el marco del 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra.

La Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ)  realizó el estreno mundial del ensamble ‘Vencidos’, poema sinfónico creado especialmente para esta edición 44 del FIC por Fabio Vacchi, quien acudió a presenciar el estreno de su quijotesca obra.
El concierto contó con tres solistas para tres de las cuatro piezas del programa: Vencidos; Don Quijote, de Strauss, el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo y El sombrero de tres picos, Suite número 2 de Manuel de Falla, este último fue el clímax de la presentación la cual arrojo el reconocimiento y entrega del público asistente quienes reconocieron la magnífica ejecución.

Bajo la batuta del director Marco Parisotto la OFJ ejecutó un programa en el que el atractivo principal fue el estreno de ‘Vencidos’, poema de León Felipe en el que se describen paisajes de la obra de Cervantes. “Por la manchega llanura / se vuelve a ver la figura / de don Quijote pasar. Va cargado de amargura, va, vencido, el caballero de retorno a su lugar”, verso del poema ‘Vencidos’ que retrata la imagen de ‘El caballero de la triste figura’, quien va cargado de amargura y vencido de retorno a su lugar; en uno de tantos momentos que encierra ‘El Quijote’ y que evoca a un lánguido hidalgo.

La Orquesta Filarmónica de Jalisco es la de mayor tradición e importancia en el panorama musical mexicano, fundada en la ciudad de Guadalajara por el compositor y director José Rolón, sus inicios se remontan al año de 1915, es decir hace poco más de 100 años. Ha ejecutado obras que representan la esencia del repertorio sinfónico mexicano. Se ha presentado en diferentes partes del mundo y compartido escenario con grandes cantantes.

Originario de Montreal, Marco Parisotto, ha estado en las principales salas de conciertos del mundo, siendo merecedor del reconocimiento de los expertos críticos y amantes del género musical, aclamado en los mejores festivales del mundo.