GUANAJUATO, Gto.- Una excelsa obra donde la majestuosa Ópera de Pekín nos presentó la obra de Cervantes,  el  ‘Quijote chino’  quien sin renunciar a su esencia universal llevo a cabo sus andanzas.
Un ‘Quijote’ chino fue presentado por la Ópera de Pekín en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, donde la barrera del idioma no fue obstáculo para que la gente se divirtiera con el Caballero de la Triste Figura.
Los magníficos  artistas orientales desplegaron todas sus virtudes para representar al personaje de Cervantes con toda su plenitud; con todas sus virtudes, el héroe fue presentado tal como es, como un loco e idealista que anda por el mundo persiguiendo a los bandidos y salvando a los desamparados.
En seis actos, la compañía compuesta por más de 40 artistas, llevó al público por los diversos caminos en los que se oyó una combinación de pasos dobles y música oriental, con los instrumentos de la legendaria China.
La estupenda ejecución de la obra hizo innecesario que el espectador tuviera que leer algunos pasajes traducidos del idioma mandarin.  Show inigualable el vestuario, la coreografía y las voces de cantantes y actores también contribuyeron a crear un ambiente especial que narró las peripecias en la ínsula barataria de Sancho como gobernador; o en la lucha contra los molinos de viento; o la pelea contra bandidos para rescatar a doncellas que a pesar de ello se burlaban del “loco y su tonto ayudante”.