dimoLa red del ICOM elige cada año un tema para el Día Internacional de los Museos, cuyo objetivo es compartir las preocupaciones de la comunidad museística con la sociedad.

En 2016 el evento girará en torno al tema: Museos y Paisajes Culturales.

Síntesis de naturaleza e historia, un paisaje cultural es un territorio en mutación y constante evolución: transige con una identidad geológica específica y las transformaciones impuestas por el tiempo y los hombres. Los individuos y colectividades velan por la protección y valorización de ese paisaje.  Estas misiones son también relevadas por los museos, depositarios de objetos y bienes que son otros tantos testimonios materiales e inmateriales de un territorio más o menos vasto.

El tema « Museos y Paisajes Culturales » presupone una forma de responsabilidad de los museos con respecto al paisaje del que hacen parte, al cual pueden aportar su contribución de conocimientos y competencias propias, siendo protagonistas activos de su gestión y buen mantenimiento. La misión principal de los museos es velar sobre el patrimonio, que esté dentro o fuera de sus muros. Su vocación natural es de ampliar su misión y desplegar sus propias actividades en el campo abierto del patrimonio cultural y del paisaje que los entorna y del cual pueden asumir la responsabilidad, en grados diversos.

A la visión de un museo comprometido principalmente en la conservación, la exposición y la comunicación sobre sus propias colecciones, se le substituye otra más respetuosa de la naturaleza, una institución que cumple también con investigaciones y produce, adquiere y difunde conocimientos sobre el territorio que los entorna, y sensibiliza a las comunidades que viven allí en tener otra percepción de su paisaje. Al asumir tareas que no se limitan a sus colecciones, también se les alienta a ampliar, valorizar e incrementar sus colecciones y su patrimonio de conocimientos y competencias.

Resaltar el lazo existente entre los museos y el patrimonio cultural, es también hacer surgir la idea de museos como centro territorial de una protección activa del paisaje cultural. 

Responsable del paisaje que lo rodea, el museo tiene igualmente la misión de proteger y conservar el patrimonio ambiental, con el fin de promover un desarrollo respetuoso de sus caracteres identitarios, de común acuerdo y en colaboración con todas las entidades – públicas y privadas – que en diversos aspectos le acuerdan interés. Un museo responsable del paisaje asume, al mismo tiempo, su rol de centro de interpretación del patrimonio y del territorio, promoviendo su conocimiento y sensibilizando a sus habitantes y a los que lo visitan en sus valores constitutivos, solicitándoles su intervención para su conservación, su promoción y su enriquecimiento.

El paisaje, por naturaleza, esta en constante evolución y no se le podría fijar o convertir en museo. Protegerlo y conservarlo viene a ser impedir que sus transformaciones tengan como consecuencia el aniquilamiento, la desfiguración o la degradación de sus caracteres identitarios. Los museos pueden así aportar de manera importante en la administración de un territorio que respete los valores del paisaje, brindando conocimientos sobre el territorio, el patrimonio y el paisaje; gracias a actividades de protección, conservación, interpretación del patrimonio cultural llevados a cabo al interior y al exterior de sus muros; vía participación activa en las políticas publicas y urbanas y en la definición y la puesta en aplicación de políticas de paisaje.