Debe ser de las calles más transitadas de la ciudad, ya que sobre de ella se ubican varios de los Museos y Galerías que más frecuentan cada año los turistas que nos visitan.
Empecemos por el nombre, que correctamente debe ser “Pósitos”;  si, con acento en la ‘o’, aunque comúnmente solo escuchemos mencionar “Positos”.

Un poco de Historia

Su nombre se derivó de los depositados de maíz que según parece se encontraban en esta zona. También se ha atribuido en nombre de la calle al pozo que existió en la casa del padre Busto, vecino de esta zona.
A esta vía se le conoció a principios del siglo XVII con el nombre de la calle Real, dado que los demás caminos eran para uso exclusivo de las haciendas de beneficio. En 1696, cuando la imagen de la Virgen de Nuestra Señora de Guanajuato llegó a la villa, fue conducida por la calle de Pósitos con rumbo a la Basílica.

Actualmente es es una calle muy importante, ya que a lo largo de la calle podemos encontrar Museo del Pueblo de Guanajuato, EL Museo S. XXI, La Galería 1er Depósito, El Conquistador Café, El Museo
Diego Rivera, La Galería Camposanto, Café Arte Viejo Zaguán, para terminar con la Alhóndiga de Granaditas.

No podemos pasar por alto que donde inicia la calle, se encuentran las Escalinatas de La Universidad de Guanajuato, primer edificio contiguo a la Iglesia de la Compañía, un símbolo distintivo de la ciudad para visitantes y residentes.

Si visitan la ciudad en fin de semana, les recomendamos levantarse temprano, para aprovechar la tranquilidad de la mañana y evitar un poco el sol; dependiendo de la temporada del año, es posible ver proyecciones de películas o documentales en las Escalinatas, pueden revisar nuestra zona de eventos para ver si su visita coincide con alguna proyección.
Pueden aprovechar la caminata para pasar por un café a El Conquistador, o bien pasar por el Viejo Zaguán por una rebana de pay de queso con mermelada de fresa hecha en casa y acompañarla con un rico latte.

De por si la ciudad esconde en cada esquina, en cada callejón historias entrañables, no se puede decir que se visitó Guanajuato si no dedican parte del día en ir a conocer la Alhóndiga de Granaditas, un increíble monumento de nuestro pasado histórico.